The Old CubeBlog

martes, 5 de julio de 2011

Limpieza y retorno

¿Qué? ¿Una entrada en este blog? ¿Pero cómo es posible?

Sí, señores, vuelvo a publicar aquí... El verano, que uno se aburre y esas cosas. Supongo que esta tarde o mañana, el blog desaparecerá, ya que lo pondré en privado, para meterle una limpieza, actualizarlo, arreglar todo el menú de la derecha (que ya está bastante caótico) y volver definitivamente en un par de días.
¡Hasta entonces, pues!

sábado, 28 de agosto de 2010

El morbo de leer cómics en público

Hoy, día 28 de agosto, despertándome como cualquier sábado con una típica resaca que se me pasará en cosa de hora y media o así, me he conectado como cualquier otro día a la popular red social Facebook (no creo que nadie necesite que le explique qué es ésto a estas alturas) y me he encontrado con una curiosa publicacion por parte de la revista online independiente Ohio (revista dedicada, según el propio blog oficial, a reconocer el talento de jóvenes en el campo de la literatura o de la imagen, visitadla, no tiene desperdicio) en la que anuncian una página conocida como Read Comics In Public ("Leer cómics en público" en inglés... por si las moscas).
Por lo que he leído, la página intenta conseguir que el cómic, ya reconocido por muchos como un arte, deje de ser mal mirado por la sociedad en general, que tacha esta forma de expresarse de infantil como mínimo.
Así que, señores, yo ya he decidido el cómic con el que esta tarde me daré un garbeo por la ciudad y me sentaré tan tranquilamente a leer en una plaza. ¿Y vosotros, qué?

lunes, 14 de junio de 2010

Ya he perdido el juicio...

O medio juicio, más bien... Otro día me quitaran los dos cordales que me quedan.

lunes, 24 de mayo de 2010

Perdidos - 5ª y 6ª temporadas


Ya hace un par de años desde que hablé de esta serie por primera vez en este blog. Unos meses más tarde comenté la cuarta temporada al poco de terminar ésta, pero al finalizar la quinta temporada, no hice ningún comentario al respecto. Ahora la serie ha terminado hace una semana y algo y, aunque ya la euforia del final de la serie que conmocionó internet los primeros días parece que se ha relajado, creo que es el momento perfecto para dar mi opinión. Y ahora, sin más preámbulo y acabando con el silencio de meses de este blog, introduzco la ya famosa (para los pocos lectores que tengo) advertencia plagiada de Wikipedia:


Tras el apoteósico final de la cuarta temporada, en la cual no solo algunos personajes abandonan la isla y otros se quedan aunque son teletransportados a otra longitud y/o latitud junto a toda la isla para evitar que el rival de Ben, Widmore, sea capaz de encontrarla de nuevo, la serie comienza una de sus etapas más caóticas. Al parecer, el hecho de que Ben haya movido la isla ha provocado un desequilibrio en el electromagnetismo de la isla que hace que los personajes que se han quedado viajen en el tiempo de manera aleatoria, mientras en tierra firme observamos cómo Ben y Jack intentan convencer a los 6 de Oceanic de volver a la isla tras la todavía incomprensible para los espectadores aparición del cadáver de Locke, quien se supone continúa en la isla, pero los personajes parecen haber tenido encuentros con él fuera de la isla antes de su muerte. Llegada la mitad de la temporada se nos muestra como Locke consiguió salir de la isla para intentar convencer a los demás de volver para intentar arreglar el caos temporal provocado en la isla, y teniendo que morir para ello, tal como le explicó Richard en uno de sus viajes temporales. Finalmente, 5 de los 6 de Oceanic (faltando Aarón), junto a Ben y Lappidus cogen un avión que los llevará de vuelta a la isla, aunque en el momento del nuevo accidente algo extraño pasa que los divide en dos grupos.
Por un lugar tenemos a los pasajeros normales que, junto a Ben, Lappidus y Sun se estrellan en la isla y empiezan a intentar sobrevivir. Algunas cosas extrañas pasan como que el cadáver de Locke de repente se haya levantado y esté paseándose tranquilamente por la isla, o que algunos de los pasajeros, como un tal Ilana, parezcan saber más sobre la isla de lo que dicen. Mientras tanto, Jack, Kate, Hurley y Sayid han sido transportados en el tiempo a los años 70, momento en que los personajes que aún se habían quedado en la isla se quedaron atascados en el tiempo y han acabado retomando su vida como miembros de la Iniciativa Dharma, esos extraños científicos que habían construido estaciones por toda la isla que luego ellos fueron encontrando. Además, descubren las teorías de Faraday de "lo que pasó, pasó", explicando que no pueden cambiar el pasado ya que todo lo que hagan será porque ya lo hicieron en su día, aunque ellos no lo sepan.
La temporada se precipita hacia su final cuando en el presente Locke, nuevo líder de los Otros, decide guiar a su nueva gente a la casa de Jacob, el hombre que parece controlar todo lo que pasa en la isla, para matarlo. Mientras tanto, en el pasado, Faraday se plantea que pueda estar equivocado y que, al evitar el incidente que provoca la creación de la escotilla del Cisne (la primera que encontraron, en la que Desmond presionaba los números cada 108 minutos) pueda cambiar el pasado y evitar que el 815 de Oceanic se estrelle en la isla. Aunque algunos, como Sawyer, se nieguen a ésto ya que se sienten a gusto en la isla, y otros, como Miles, planteen la duda de si tal vez el incidente lo provoquen ellos al intentar no provocar el incidente (siguiendo en la idea del "lo que pasó, pasó"), Jack decide seguir adelante con esta idea incluso tras la muerte de Faraday.
De este modo, la temporada acaba con la explosión de una bomba de hidrógeno en el pasado, lo cual en teoría debería evitar el incidente, y con una terrible revelación en el presente: el cadáver de Locke sigue metido en una caja, así que el hombre que ha decidido llevarse a Ben para matar a Jacob no es Locke, sino, probablemente, el monstruo de humo que lleva rompiendo la cabeza de los espectadores durante cinco temporadas.
La sexta temporada empieza de un modo impactante. Jack está en el vuelo 815 de Oceanic sentado cerca de Rose, el avión entra en una zona de turbulencias, pero... Se acaba, no hay accidente. Bernard vuelve del baño tranquilamente mientras Jack descubre a otro pasajero del vuelo, un tal... ¿Desmond? La escena acaba cuando la cámara nos muestra el pie de la estatua de cuatro dedos hundida en el fondo oceánico.
Tras esta primera escena, volvemos a la isla, donde todos los que habían viajado al pasado parecen haber vuelto al presente y, a pesar de que Juliet en su último aliento comente que "funcionó", todos ellos ven que siguen en la isla, que no han logrado cambiar nada. A partir de este momento, la temporada se convierte, como algunas otras anteriores, en un ir y venir de personajes mientras se van haciendo y deshaciendo alianzas, mientras, al mismo tiempo, vamos viendo este mundo paralelo en el que el avión no se estrella, y en el cual Desmond acaba ganando conciencia de lo que pasó en la isla y empieza a unir a todos los personajes, los cuales todos tienen vidas distintas a las que llevaban en la isla: Jack ha tenido un hijo, Sawyer es policía, Locke se va a casar con Helen, los cargos sobre Kate son un error...
Poco a poco nos desvelan que todo lo que estas temporadas esperábamos tuviera alguna base de ciencia-ficción resulta ser todo producto de un par de entes pseudo-divinos, Jacob y el Humo, dos hermanos enfrentados por culpa de su madre que no pueden matarse el uno al otro y que son los artífices de todo lo que ocurre en la isla. Llegados al final de la temporada, el espíritu de Jacob nombra a Jack su sucesor tras revelarles que todos fueron traidos intencionadamente a la isla por él para que alguno acabara asumiendo dicho rol. Jacob desaparece y la batalla final comienza: Jack contra Locke (o más bien, el Humo con su aspecto), usando al inexplicablemente místico Desmond cada uno para sus fines. Tras esta batalla final en la que el Humo por fin muere y Jack decide pasar a Hurley la responsabilidad de "proteger la isla" (ésto es, ser "el nuevo Jacob") ya que él se debe sacrificar para mantener el equilibrio de la isla. Jack muere, los pocos sobrevivientes que quedan se van, excepto Hurley (el nuevo Jacob), Ben (el nuevo Richard) y Desmond (del cual no nos explican qué será de él a partir de ahora) y la serie acaba, sin resolver muchos de los misterios que debieron explicarse (más que nada porque los guionistas nunca supieron exactamente por donde llevaban la serie), pero con un final regularmente digno al morir Jack en el campo de bambú junto a Vincent, tal como comenzó la serie.


...


...


...


¡Espera! ¡Me he dejado algo atrás! Sí, los flash-sideways, como los guionistas llamaron a la realidad paralela en la que el avión nunca se esstrella, continúan y también llegan a una conclusión al final de la serie. Desmond poco a poco los reune a todos haciéndoles recordar con experiencias parecidas a las vividas en la isla (Kate ayuda a Claire a parir, Hurley y Libby comparten una cita en la playa, Sayid y Shannon se encuentran...) sus otras vidas. Finalmente, el único que queda por recordarlo todo es Jack, a quien Kate guía hasta la iglesia donde se celebraría el funeral de su padre, y allí encuentra su ataúd vacío, tal como pasó en la isla, y, tras la aparición de su padre, Jack recuerda y comprende todo: está muerto y todos se han reunido en esa iglesia para pasar a un grado superior de existencia (el "Cielo" o como querais llamarlo) tras haber corregido los errores de su vida en esa especie de limbo en el que han estado toda la temporada. Así, todos muy felices, se reunen en la capilla para dar el paso.


...



...


...


Ahora en serio... ¿¡Qué!? O sea, no solo no dan las respuestas a todos los sucesos de la isla sino que se pasan una temporada entera introduciendo este "epílogo post-mortem" que no pinta absolutamente nada, que no tiene ninguna relación en absoluto con la trama de la serie, solamente para confundirnos y creernos que la puñetera bomba de hidrógeno de la quinta temporada había tenido algún efecto místico y que al final resulte que no, que no tuvo nada que ver, que esa realidad es una fumada de los guionistas para reirse de los espectadores. Pero es que no solo se aleja completamente de lo que en principio pensábamos que sería, una consecuencia del incidente (o del no-incidente, si había "funcionado", como dijo Juliet, aunque al final resultó que esas frases todas pertenecían a la otra realidad), sino que no tiene que ver con la Isla, ni con Jacob, ni con el Humo, ni con un puñetero oso polar (antes de que digan nada, sé que este misterio está "aclarado", solo uso este ejemplo por ser uno de los "clásicos" de esta serie), ni con ninguna de todas esas cosas que nos hemos pasado seis años dándole vueltas. Y encima, para burlarse más del personal, usan una de las teorías ya desechadas (la de que la isla fuera el purgatorio) y nos la restriegan por la cara como burlándose de nosotros, diciendo "la isla no era el purgatorio, ésto lo es".
Para todos aquellos que se empeñan en creer que el final era bueno a pesar de que se aleje por completo de cómo siempre hemos visto Perdidos, que dicen que en realidad aunque creíamos que la serie iba sobre la Isla en realidad iba sobre los personajes, y este final le hace justicia por eso, por favor, quiero saber dónde hay que inscribirse para que la ABC os pague por decorar así un final basura, entre otras cosas porque si de verdad la serie iba sobre los personajes, entonces lo que han hecho mal ha sido el resto de la serie, donde siempre hemos prestado más intención a los enigmas de la isla que a si Kate se quedaba con Jack o Sawyer (vale, hay quien estaba atento a ésto... pero reconocerán que no era la trama principal a seguir).
Un aplauso para los tipos que han conseguido crear una de las series con más popularidad de la historia y que han sabido cómo convertirla en bazofia de la noche a la mañana. Bravo.

Los detalles de la trama y/o del argumento terminan aquí.

sábado, 2 de enero de 2010

2009 finalizado... ¡Por fin!

¿Pensabais de verdad que iba a saltarme otra de las tradiciones de este blog y no hacer el repaso anual como todos los años? Para nada, solo que ayer estuve demasiado ocupado como para sentarme un rato y hacerlo.
Bueno, 2009 ha sido un año... de mierda. La crisis cada vez ha hecho más estragos en la economía y he tenido más de una experiencia bastante desagradable (como, por ejemplo, que una madrugada te digan que te has quedado sin coche porque unos niñatos de mierda han decidido irse de fiesta con él y joderte el sistema de arranque). La mayoría de los planes que he ido haciendo durante el año se han ido yendo al garete, mis intenciones de al menos 2 ó 3 viajes este año se acabaron reduciendo a uno que ni siquiera tenía planeado hasta unas semanas antes (eso sí, fue un viaje genial), y no ha habido forma de aguantar más de 3 semanas en un puñetero trabajo.
Pero bueno, como siempre, a pesar de que la tónica general del año fue mala, la verdad es que también me han pasado cosas muy buenas, todas en el terreno personal. No solo no me he llevado ninguna sorpresa desagradable con nadie este año (que yo recuerde), sino que la gente tanto que ya conocía como aquellas que he ido conociendo nuevas, han calado muy bien, y, para variar, como todos los años, lo dejo en el aire sin hacer lista de personas a las que agradecer... Por miedo a dejarme a gente atrás. Toda persona a la que aprecio, lo sabe, así que ya se sentirán identificados simplemente con leer ésto. Y si no lo hacen, es porque son un poquito cortitos, perdonémoslos.
Y nada, una vez más estamos a las puertas de un nuevo año, 365 días (bueno, ya, 364...) donde puede pasar de todo, y espero que ese "de todo" sea bueno, así que, como todos los años, ¡vamos a comernos el mundo (con un poco de ketchup y mostaza, por favor)!

martes, 29 de diciembre de 2009

Aclaración... para los inocentes

Aunque estaba bastante claro con el final del post de ayer, escribo de nuevo para avisar de que fue una inocentada, Blogger no cierra ni tiene ninguna denuncia (que yo sepa), simplemente tenía ganas de celebrar el Día de los Santos Inocentes como dios manda. De paso evito que cualquier persona que entre a partir de hoy se encuentre ese mensaje "fuera de contexto".
Y para todos los que entraron al enlace que puse, un mensaje especial...

YOU GOT RICK ROLLED!

¡Hasta la próxima!

lunes, 28 de diciembre de 2009

Adiós, Blogger...

Sí, como leen. Blogger, después de 10 años ofreciendo la posibilidad de montarse blogs personales a millones de usuarios de todo el mundo, mejorando cada vez más sus servicios, siendo comprado por Google en su día, lo cual, para mi opinión, fue una de las mejores cosas que le pudo pasar a la página... cierra sus puertas. ¿Y por culpa de qué? Flípenlo con lo que les voy a decir: porque han sido denunciados por la cantidad de blogs que ponen enlaces a cosas con copyright en sus páginas... Cómo lo leen. Hay que joderse...
Considerando que Blogger no es la única empresa que suministra blogs y en la cual sus usuarios suben enlaces así, no os extrañe empezar a ver más empresas como puede ser Wordpress cerrando sus puertas... En fin, para que os quede más claro, les dejo el comunicado oficial que ha colgado Blogger explicando por qué cierran en español. Aquí está.
Y nada, sin nada más que decir, me despido de ustedes, queridos lectores, y de este blog que durante 3 años he plagado de estupideces... no sin desearles antes un feliz día de los inocentes.
¡Hasta la próxima!